El Colegio de San Ildefonso: una institución histórica

Hablar de Lotería de Navidad es hablar del Colegio de San Ildefonso y de sus alumnos. Pero, ¿conoces la historia de esta institución y cómo se convirtió en el símbolo de la ilusión para millones de personas? ¿No? ¡Pues aquí te la contamos!

El Colegio de San Ildefonso es una institución cuyos orígenes se remontan a finales del Siglo XV, la época de los Reyes Católicos. Historiadores han determinado su creación por parte del Ayuntamiento de Madrid como un centro de beneficencia que acogía a niños abandonados, facilitándoles su educación.

En documentos datados en el Siglo XVI, el Colegio de San Ildefonso aparece bajo la denominación de “Colegio de los Niños de la Doctrina”. Es sabido, así mismo, que en 1543 el centro recibió  una Real Cédula del rey Carlos V que le dotaba de los recursos necesarios para desarrollar su actividad.

Según textos históricos, el colegio de los “niños doctrinos” ofrecía una formación muy por delante de la impartida en su época, una noción que se ve sustentada por documentos del Siglo XIX que detallan su oferta formativa en materias tan poco comunes para su tiempo como solfeo, esgrima, dibujo, taquigrafía o mecanografía, entre otras.

San Ildefonso: un edificio superviviente

Ubicado originalmente en el número 3 de la Carrera de San Francisco se trasladó en 1884 a la calle de Alfonso VI debido a que su antigua sede se había quedado pequeña para la cantidad de niños que acudían a él. De esta misma forma, fue paulatinamente expandido y rehabilitado en 1899, 1931, 1934 y 1988.

Pese a su popularidad e importancia sociocultural como epicentro de la Lotería de Navidad, y a su amplio recorrido histórico, desde los años 80 del siglo XX el colegio ha sufrido sucesivos intentos de cierre que, hasta la fecha, han sido frustrados. El último de estos intentos se dio en mayo de 2012, cundo el Ayuntamiento de Madrid comunicó a su Comunidad su intención de desalojarlo tras el fin del curso escolar para acometer unas obras.

Sin embargo, ante la presión de los padres y los nuevos informes técnicos, el Ayuntamiento fue incapaz de producir un proyecto, plazos o financiación para la obra. Es por ello que nuevamente se dio marcha atrás, y el colegio ha podido continuar repartiendo ilusión cada 22 de diciembre, convirtiéndose además en la institución de enseñanza laica más antigua de Madrid.

Los niños de San Ildefonso: la voz de la ilusión

Los alumnos del Colegio de San Ildefonso han sido los encargados de cantar los premios de la Lotería desde el 9 de marzo de 1771, cuando el niño de siete años Diego López sacó y cantó el premio bajo el reinado de Carlos III.

Como hemos mencionado antes, el Colegio ha sido históricamente un internado para chicos. No sería hasta finales de los años 60 que empezaría a admitir sus primeros alumnos externos, y aún habríamos de esperar a 1981 para ver a chicas en sus filas.

Desde entonces, chicos y chicas son seleccionados por su timbre de voz y clara pronunciación, y se les ejercita en la rápida lectura de números y manejo de las bolas que la propia Lotería Nacional ha puesto a disposición de este colegio.