¿Qué hacer si vendo la Lotería de Navidad?

¡La Lotería de Navidad ya está aquí! Y con ella no solo llegan los juegos en grupo, la ilusión del “si toca” y convertir un décimo en un socorrido suvenir: también llegan las dudas. En concreto, qué hacer si nos toca el Gordo de Navidad.

A todos en el gremio nos ha pasado: un cliente que llega por primera vez a por su Lotería de Navidad y no sabe realmente qué ha de hacer si le toca. ¿No sabrías cómo ayudarle? ¡No te preocupes! Cuando termines de leer este artículo sabrás perfectamente cómo proceder. ¡Allá vamos!

¿Dónde se puede cobrar el premio?

Lo primero que tienes que saber es que los premios iguales o inferiores a 2.500€ se pueden cobrar a partir del día 23 de diciembre en cualquier Administración de Loterías y Apuestas del Estado. Efectivamente: no tiene que ser donde se compró el décimo, así que puedes vender tus números a toda España (por ejemplo en LoteriasReunidas.es) para que tu cliente pueda luego cobrarlo en su ciudad sin problema.

El emplazamiento tampoco es un problema si el premio supera los 2.500 euros: el afortunado ganador de uno de estos premios tan solo ha de ira las oficinas de cualquiera de las entidades financieras habilitadas por SELAE a tal efecto. Estas son:

  • BSCH
  • BBVA
  • Banco Popular
  • Caixa Bank
  • Catalunya Banc
  • Banca Cívica
  • Cajasur
  • Caja Duero
  • Caja Murcia
  • Caja de Ahorros y MP de Ontinyent
  • Caixa Nova – Caixa Galicia
  • Ibercaja
  • Kutxabank
  • Unicaja

¿Cuánto hay que pagar a Hacienda por un premio de Loterías?

Como en el caso anterior, nos encontramos con dos posibilidades: premios inferiores a 2.500 euros, o superiores a esta cifra.

Si estamos hablando de un premio por debajo de los 2.500€, está exento de tributación alguna. Por otro lado, en los premios superiores a esta cifra se tributará el 20%.

Esta medida se remonta a enero de 2013, desde cuando de acuerdo a los PGE, los Premios de Loterías y Apuestas del Estado, ONCE y Cruz Roja tributan al fisco.

Así, si hemos vendido el Gordo, por ejemplo, sus afortunados ganadores podrán ir a su oficina bancaria más cercana a cobrar el premio ya libre de impuestos (que no el premio íntegro que cantan los niños de San Ildefonso). Es decir: el impuesto se paga automáticamente en el momento del cobro.

¿Qué hacer si me traen un décimo de Navidad estropeado?

Lo primero, como decían Douglas Adams y el Chapulín Colorado, que no cunda el pánico. Si tu cliente ha metido sus vaqueros en la lavadora con un décimo ganador en el bolsillo, es posible que pueda seguir otorgando el premio. Para ello el ganador ha de llevarte el décimo a tu Administración para que lo autentifiques, y a cambio entregarle un resguardo por el mismo mientras que envías el accidentado documento a la Casa de la Moneda para que verifiquen su autenticidad. Cuando así lo confirmen, ¡listo! Podrá cobrar su premio con el resguardo sin problemas.

En caso de robo o pérdida el cobro es un poco más complicado y tu capacidad como Lotero se ve bastante mermada, pero aún es posible ayudar al atribulado jugador. Como hemos comentado antes, dos escenarios: menos de 2.500€ y más de 2.500€.

  • Para casos de 2.500€ pintan bastos: dado que estos premios pueden cobrarse directamente en cualquier Administración  de Loterías, las posibilidades de recuperarlos son escasas.
  • Para premios de mayor cuantía la cosa cambia, no obstante. Lo primero es que tu cliente prepare todas las pruebas que pueda, porque va a tener que pasarse por comisaría a denunciar, y claro, le van a pedir todas las señas posibles. Cuando tenga su denuncia, habrá de enviar una copia a la Asesoría Jurídica de Loterías y Apuestas del Estado. Y finalmente, ir al juzgado a solicitar una orden judicial para que se paralice el pago del premio.

¿Qué tengo que hacer si vendo un premio es compartido?

Si has vendido un Gordo compartido, has de tener en cuenta que la entrega del premio se realizará única y exclusivamente al portador del décimo. Es decir, si tus clientes siguen la tradición de tentar a la suerte con su familia, sus compañeros de la oficina, o con quien sea, lo más aconsejable es ponérselo fácil para acreditar que ese décimo se está jugando en grupo.

Para conseguir esto te recomendamos utilizar participaciones cuyas medidas de seguridad salvaguarden la legitimidad de su apuesta, como estas que tienes aquí. Por otro lado, no estaría de más acreditar los términos de la participación de una forma suplementaria, como por ejemplo con una fotocopia del décimo, el nombre y la firma de los participantes, y la cantidad que juega cada uno. Eso sí, recuerda que en el caso de que el premio toque vía participación, los jugadores no podrán acudir a ninguna de las ventanillas ni de la Administración ni del banco: deben acudir directamente al emisor de la participación y reclamarle la cantidad jugada. Recuerda que los recargos no computan como parte del premio.

Con todo, esto son medidas para respaldar su apuesta si la situación se tuerce: de primeras, Hacienda y Loterías solo reconocerán el décimo, por lo que será su depositario (en una Administración o un banco) quien cobrará el premio. A este respecto, en el caso de que alguna de las partes no reconozca que el premio es compartido, hará falta mediación judicial para resolver el conflicto.

Por cierto, un último consejo a este respecto: a la hora de cobrar el premio es recomendable que los participantes acrediten ante la Administración todos los agraciados, de forma que el premio se considere un derecho de cobro y no una donación. De esta forma el premio no se gravará con impuestos extra (como el de Sucesiones y Donaciones). Como te hemos comentado antes, además, los impuestos al erario público se aplicarán en este cobro, por lo que lo que se repartirá entre los afortunados será el premio neto.

¿Cuál es el mejor momento para cobrar el premio de Lotería Navidad?

Todos los premios de La Lotería de Navidad, desde el Gordo a los reintegros, se pueden cobrar hasta tres meses después de la celebración del sorteo. En el caso de los premios, esta nueva fuente de ingresos hay que declararla a Hacienda. Pero ojo, buenas noticias: el Gordo no computa como rendimiento o ganancia patrimonial en la base imponible del IRPF, es decir, no afecta a quienes quieran solicitar o sean beneficiarios de prestaciones asistenciales o no contributivas, becas o ayudas públicas. Eso sí, recuerda a tus clientes que lo declaren a Hacienda para que el premio tribute al tipo fijo del 20%.

La mejor forma de incluir un premio la declaración de la renta es diferente si hablamos de una persona física o una empresa:

  • Una persona física ha de hacerlo figurar como derecho de cobro adquirido el 22 de diciembre (ojo: no como ganancia). Sería recomendable, así mismo, no realizar operaciones durante esos últimos días del año que pudiesen afectar a tu declaración.
  • Una empresa ha de declararlo como ganancia en el impuesto de sociedades, además de tener que pagar la correspondiente retención del 20%.

Ahora ya sabes todo lo que un ganador de Lotería de Navidad en 2019 ha de saber, pero recuerda: ¡esto es solo una ayudita extra para tus cientes! Para ayudarles de verdad lo mejor es ponerles realmente fácil organizar su Lotería en grupo. Y claro, para eso está LoteriaEmpresa.com. ¡Regístrate hoy mismo y empieza a vender ya!